Cold Brew: Café Frío para Días Cálidos

Prueba el Café de otra Manera y Combate el Calor del final del Verano

Cold Brew: Café Frío para Días Cálidos

Sujetar una taza de café humeante entre las manos en invierno es uno de los mayores placeres de la vida. Pero, ¿y en verano? A veces hace tanto calor que uno no sabe qué es mejor, si renunciar a la dosis de cafeína diaria o beber de todas formas un café caliente. En realidad, no es necesario renunciar al cafecito diario ningún día del año. Tampoco es necesario beber refrescos que, aunque tengan cafeína, contienen mucha azúcar y aditivos no saludables. 

¿Qué es el cold brew? El cold brew es café infusionado con agua fría. Es una alternativa ideal para quienes no quieran renunciar al sabor intenso de su café, incluso cuando las temperaturas sean elevadas

Para preparar un cold brew correctamente es necesario dedicarle varias horas, pero el resultado merece la pena. En este artículo encontrarás varios productos de buena calidad y elegante diseño que te ayudarán a prepararlo y transportarlo.

Si te interesa saber algo sobre la historia del cold brew, a continuación te contamos algo. Si no puedes echarle un vistazo a los productos directamente. 

Aunque el cold brew es un tipo de café que se ha puesto de moda en los últimos años y que se puede encontrar en cualquier coffee shop que se precie, sus orígenes se remontan al siglo XVII. Se cree que fueron los holandeses los primeros de infusionar el café con agua fría porque no era posible calentar agua en sus viajes a Asia para preparar café de la manera tradicional. Hoy en día, una de las razones por las que el cold brew está de moda es su particular sabor. Un café infusionado con agua fría durante 20-24 horas tiene un sabor diferente de un café preparado de manera instantánea. Por una parte es cierto que el café preparado de esta manera es menos aromático, pero es también menos amargo. El cold brew es ligeramente más dulce que un café preparado con agua caliente y además, su nivel de acidez es también menor. Esta es una buena noticia para quienes tengan estómagos delicados y tengan que racionar el consumo de café.

Te vamos a dar, por último, un pequeño consejo para preparar un café de lo más especial. Tan solo necesitas cold brew, cubos de hielo y tónica. De manera opcional puedes añadir una cucharadita de sirope de vainilla. Así lo preparas:

1. Llena un vaso con 200 ml. de tónica y cubos de hielo.

2. Añade, si así lo deseas, una cucharada de sirope de vainilla y revuelve. Si no te gusta la vainilla y quieres algo dulce, prueba con avellana o caramelo.

3. Añade lentamente 100 ml. de cold brew. Si te gusta el café fuerte, usa 150 ml. de tónica y 150 ml. de cold brew.

Si sigues los pasos en este orden, tu bebida tomará un aspecto muy interesante: tendrás una capa inferior de color transparente y una capa superior de color oscuro. ¿Te dio curiosidad?

Cafetera para Cold Brew

Cafetera para Cold Brew

Jarra de Infusionar

Jarra de Infusionar

Tarro para Café

Tarro para Café

Cold Brew para Llevar

Cold Brew para Llevar

Cold Brew para Uno

Cold Brew para Uno

Muele tu Propio Café

Muele tu Propio Café