Cuídate y Cuida del Planeta con estos Productos de Higiene “Eco-Friendly”

El mercado de productos de higiene personal es inmenso. Nuestra compañera italiana Giulia Carta intenta desde hace muchos años cuidar del medioambiente al elegir los suyos. En esta guía te contamos cuáles son sus productos favoritos.

Cuídate y Cuida del Planeta con estos Productos de Higiene “Eco-Friendly”

¿Cómo podemos tomar medidas para cuidar del medioambiente y a la vez hacer algo bueno por nuestra salud? ¿Cómo se puede hacer algo en contra de la contaminación de nuestro planeta sin renunciar a los productos de higiene personal y de belleza? Esto es lo que nuestra compañera Giulia Carta se preguntó y decidió probar seis productos eco-friendly basándose en una serie de criterios. 

Para ella era importante que el envoltorio del producto no fuera innecesariamente grande y que los productos fueran reutilizables para ayudar a reducir la cantidad de basura que se genera en los hogares. Además, ella consideró importante que los productos no contuviesen plástico, microplásticos, BPA (Bisfenol A) ni aceite de palma

Aunque algunos de estos productos son un poco más caros, la conclusión de Giulia, y la mía, es que merece la pena invertir un poco más de dinero en productos que ayudarán a proteger este planeta, que a fin de cuentas, es nuestro hogar. 

Cualquier mujer (u hombre) sabe que una vez al mes, toca. Según la duración del periodo del sangrado, más o menos intenso, cada mujer necesita entre ocho y 16 compresas por ciclo menstrual. Esto significa gastar entre 4€ y 5€ al mes. Al cabo de los meses y de los años esto no solo perjudica a nuestro bolsillo, sino también al medioambiente. Cada año se utilizan de media 45 mil millones de tampones y compresas alrededor del planeta.  

Una solución que nos puede ayudar a ahorrar dinero y a proteger el medioambiente —y que desde hace varios años gana popularidad creciente— es la copa menstrual. Están hechas de silicona y tienen la forma de una pequeña copa. Se puede introducir fácilmente y también sacar gracias a una pequeña terminación en la parte inferior. Se puede adquirir en diferentes tamaños, según la intensidad del sangrado y se puede vaciar entre cada 5 o 10 horas, según necesidad. Si se cuida correctamente se puede utilizar durante varios años. Si no estás segura de cada cuánto tiempo deberías vaciarla (hace falta probarla varias veces, hasta que tengamos una noción clara de la cantidad de nuestro flujo) puedes usar compresas lavables de algodón, también disponibles en varias tallas.

Una copa menstrual no es solo buena para el medioambiente, sino también para la salud. ¿Por qué? Los tampones y compresas convencionales están en contacto directo con las partes más sensibles de nuestro cuerpo y sin embargo contienen plástico y algodón tratado con pesticidas y otros productos químicos dañinos para el cuerpo humano.

Algodón Desmaquillante Reutilizable

Algodón Desmaquillante Reutilizable

Ver oferta

Es la rutina de muchas mujeres: maquillarse por la mañana, desmaquillarse por la noche. Esto significa, necesariamente, que cada día se usa una gran cantidad de algodón desmaquillante en muchos rincones del planeta. Pero he aquí algo que tal vez no sabías: para producir un kilo de algodón hacen falta 11.000 litros de agua. Además, el algodón de los discos desmaquillantes suele tratarse con pesticidas y otros productos químicos, al igual que los tampones y las compresas. Esto es dañino no solo para el medioambiente, sino también para nuestra salud. La solución es este algodón desmaquillante reutilizable que además, viene en un red en la que pueden guardarse en incluso lavarse en la lavadora. 

Para los fans del DIY (do it yourself): también puedes hacerte toallitas desmaquillantes reutilizables en casa. Solo necesitas un tejido apto para la lavadora, preferentemente de algodón biológico, unas tijeras, aguja, hilo y un poco de paciencia. 

Cepillos de Dientes de Bambú

Cepillos de Dientes de Bambú

Ver oferta
Set de 4 cepillos de dientes 9,99 € Amazon

En teoría uno debería comprar un nuevo cepillo de dientes cada dos meses. Cada vez que nos deshacemos de un cepillo de dientes generamos basura de uno de los materiales que más contaminan nuestro planeta: el plástico. Esto se puede evitar fácilmente usando cepillos de dientes de materiales biodegradables. Tras probar varios productos, nuestra compañera Giulia nos recomienda los cepillos de dientes de bambú. ¿Por qué? Porque el bambú es una de las materias primas más sostenibles que existen. El bambú crece muy rápidamente, ¡hasta un metro al día! y se puede cultivar de una manera sostenible. 

Decidirse por un cepillo de dientes de bambú no es solo bueno para el medioambiente, sino también para la salud. El bambú protege la cavidad oral y los dientes, pues es antibacteriano y libre de BPA. 

Además de este cepillo de dientes biodegradable nos recomienda Giulia un dentífrico sólido, disponible con un envase respetuoso con el medioambiente a diferencia del tubo de pasta de dientes convencional. 

Las fibras de la esponja de lufa se obtienen de un tipo de calabaza que parece un pepino. Suena raro, ¡pero es ese es su origen! Las fibras de la calabaza se secan y con ellas se fabrica una esponja sin fibras de plástico. Esta esponja tan original es, además, muy resistente y se puede lavar en la lavadora. Las esponjas de lufa duran más que las convencionales, no enmohecen y además son completamente biodegradables.

Las esponjas convencionales contienen fibras de plástico que se desprenden cada vez que las usamos. Estas fibras de plástico acaban en el mar, los peces se las comen y después, quien come pescado, se las come también. 

Giulia nos recomienda las esponjas de lufa no solo para la ducha, sino también para lavar los platos. Es muy importante aclararlas bien con agua después de cada uso y colgarlas para que se sequen bien. Así se evita que alberguen bacterias y se puede usar durante mucho más tiempo.

Exfoliante Corporal sin Microplásticos

Exfoliante Corporal sin Microplásticos

Ver oferta

Aspecto joven, poros limpios y piel radiante: esto y más prometen los productos exfoliantes o de peeling del mercado. Es cierto que los productos exfoliantes eliminan la piel muerta, pero muchos son también extremadamente dañinos para el medioambiente. Las cremas exfoliantes tradicionales están principalmente compuestas de microplásticos. Tal vez hayas oído hablar de los mismos, pero si no, te explicamos en qué consisten. Los microplásticos son esas pequeñas bolitas de plástico que sientes cuando restriegas la crema exfoliante sobre tu piel. Su efectividad no es discutible, pues dejarán tu piel con un aspecto fenomenal. El problema está en que los microplásticos terminan en nuestros ríos y mares y que los peces, mamíferos y también aves las terminan ingiriendo. Quien tiene una dieta no vegetariana ni vegana termina consumiendo  también estos microplásticos

Por otra parte, aunque nuestra piel pueda tener un aspecto bonito usando exfoliantes convencionales, los microplásticos, que son un producto derivado del petróleo, son dañinos para la salud porque contienen BPA. 

Para evitar contaminar el medioambiente y dañar nuestra salud, Giulia nos propone el uso de este exfoliante de azúcar de Greendoor. No solo no contiene microplásticos, sino tampoco aceite de palma, no ha sido testado en animales y es vegano. Simplemente perfecto para ayudar a proteger el medioambiente. 

Pastilla de Desodorante sin Aluminio

Pastilla de Desodorante sin Aluminio

Ver oferta

A nadie le gusta ir en metro al trabajo y tener que soportar lo que comúnmente se llama "olor a humanidad". Ducharse por la mañana y usar un buen desodorante es algo que la mayoría de las personas hacen, lo que significa que el desodorante es un producto que está en contacto directo con nuestro cuerpo a diario

¿De dónde viene el mal olor? Las causantes del mal olor son las bacterias. Nuestro sudor entra en contacto con las mismas y esto se traduce en uno de los olores más naturales, pero también más desagradables del cuerpo humano. Una forma de evitar oler mal es usando desodorantes con aluminio, pues estos no permiten a los poros transpirar libremente. Es una solución, sí, pero no es saludable. La sudoración es necesaria y cumple varias importantes funciones, como por ejemplo, mantener estable la temperatura del cuerpo.

Nuestra compañera Giulia considera que el desodorante T'eo de Lush es una buena alternativa: no tiene aluminio y en vez de bloquear los poros, disminuye la proliferación de bacterias y absorbe malos olores. Es más caro que un desodorante tradicional, pero se puede usar durante meses. 

Este desodorante no es solo saludable para la piel, sino también para el medioambiente. No viene envuelto en plástico y se puede usar hasta que se agote, sin dejar residuos. Además, Lush no testa sus productos en animales ni compra ingredientes de empresas que lo hagan.