Los mejores podómetros del 2019

El uso de un buen contador de pasos o podómetro es una excelente forma de mantenerte activo y, así, registrar tus pasos recorridos cada día. Los mejores podómetros incluso calculan otros datos como la distancia, las calorías quemadas, la velocidad, etc.

Los mejores podómetros del 2019

A la hora de escoger el mejor podómetro hay que tener en cuenta una serie de factores: si será de pulsera o de cadera, tipos de mediciones, funcionalidades extra, etc. Para facilitar esta tarea, te ofrecemos una lista muy detallada con los mejores disponibles en el mercado.

Tanita 3 Axes

Tanita 3 Axes

Pingko PK-707

Pingko PK-707

OMRON Healthcare Walking Style IV

OMRON Healthcare Walking Style IV

Polar Loop

Polar Loop

Garmin 010-11092-00

Garmin 010-11092-00

Comparativa: el mejor podómetro

1 - 4 de 5
Tanita 3 Axes Tanita 3 Axes Pingko PK-707 Pingko PK-707 OMRON Healthcare Walking Style IV OMRON Healthcare Walking Style IV Polar Loop Polar Loop Garmin 010-11092-00 Garmin 010-11092-00
Tanita Pingko OMRON Polar Garmin
3 Axes PK-707 Healthcare Walking Style IV Loop 010-11092-00

Cómo elegir el mejor podómetro

De pulsera o cadera

Cuando se realiza una comparativa para comprar un podómetro, la principal diferencia que hay que tener en cuenta para una buena elección reside en el diseño que tenga el dispositivo.

Basándonos en esto, se pueden encontrar modelos llamados "de bolsillo" o "de cadera", de precio más asequible y que suelen ser recomendables para las personas que están iniciándose en la práctica deportiva o que prefieran ahorrar algo de dinero. Obviamente, disponen de un número de funcionalidades menor que los modelos de pulsera, aunque la diferencia cada vez va siendo más pequeña.

El otro modelo que ya se ha comentado, el podómetro de reloj o pulsera, es aquel que se coloca como un reloj convencional y además de las funciones de distancia y pasos, también incluye cálculos de velocidad y cronómetro, entre otros complementos. Además, estos modelos de muñeca tienen la ventaja de tener una sujeción firme que impide que se te caigan, cosa que no sucede en la mayoría de las veces con los enganches que incluyen los podómetros de cadera y que provocan que se precipiten al suelo o si se efectúan determinados movimientos con el cuerpo.

Precisión y medición

Podómetro rodeado por cintas de medir

Si se pudiera definir en dos palabras qué es un podómetro, estas serían medición y precisión. Es la labor principal que tienen estos aparatos que basan su funcionalidad en los movimientos del cuerpo, en especial el de la cadera, que van sumando todos los datos a los distintos contadores.

La dificultad mayor que se encuentra es que los podómetros requieren cierta precisión para poder obtener unos resultados acertados para cada situación. Por eso conviene analizar cuál es el nivel de precisión que pueden ofrecer los diferentes dispositivos para comprar el podómetro perfecto. Sobre todo, aquellos modelos que sean más económicos, ya que normalmente no registran tan debidamente todos los datos como tendrían que hacerlo.

Al mismo tiempo, tienes que considerar también la capacidad de medición de distancia, que viene ligada a esta precisión de medida. A la hora de realizar la configuración del aparato tienes que tener muy clara la medida del paso, así como tener la posibilidad de incorporar esta medida de la manera más precisa posible para conseguir los mejores resultados referentes a la exactitud de los datos recogidos.

Funciones adicionales

Hombre en vaqueros ajustando un podómetro

Aunque la finalidad principal del podómetro es cuantificar el número de pasos que se realizan y la distancia que se recorre, la verdad es que cada vez es más frecuente encontrar una mayor cantidad de funciones incorporadas en estos dispositivos para poder controlar de forma muy detallada nuestro ejercicio durante el recorrido.

Existen productos en el mercado que ya disponen de reproductores de música, con radio o aplicaciones con las que estaremos conectados a nuestros teléfonos móviles para atender llamadas o mensajes.

Estos modelos suponen un ahorro a la hora de tener que disponer de dos dispositivos para un mismo fin. Disponen de una perfecta calidad de audio y de una extensa funcionalidad, tal como lo haría una radio o reproductor convencional. Otros modelos incluyen un pulsómetro con el cual podemos saber las pulsaciones que tenemos en cualquier momento de nuestra actividad deportiva o incluso ser avisados si el ritmo cardiaco que estamos alcanzando en un momento determinado supera un cierto nivel que pudiera provocar un descenso posterior de nuestro rendimiento o un peligro para la salud.

Esta gran cantidad de funcionalidades marcan la diferencia sobre el valor final que tiene el podómetro que estés examinando, aunque acabe siendo un ahorro tanto en dinero como en elementos a llevar durante tu actividad.

Medidas y tamaño

Para facilitar la comodidad de uso, siempre es positivo encontrar modelos de dimensiones lo más ajustadas posibles, dentro de un presupuesto. Los modelos de bolsillo suelen ser los que mayores medidas tienen, debido al tipo de pantallas que vienen incluidas, de las que hablaremos más adelante.

Los modelos de pulsera o reloj suelen disponer de unas medidas estándar, lo que supone un peso ligero y sencillo de llevar. Y dentro de las alternativas de menor tamaño hay que destacar los modelos de cordones, que se instalan de forma directa sobre los cordones de las zapatillas de deporte, midiendo la cadencia del paso y el tamaño de los mismos. La desventaja de estos productos es que suelen necesitar de un elemento complementario para recoger la información, ya que solo actúan como un simple captador y transmisor de datos.

Pantalla

Recoger la información a través de un podómetro significa tener acceso a la misma de una manera fácil. Algunos modelos tienen un sistema que permite volcar los datos al ordenador o contemplarlos en el teléfono móvil, pero la mayoría tienen incorporada una pantalla de cristal líquido donde poder observar los resultados de nuestra actividad.

Es conveniente que estas pantallas sean de un tamaño razonable para poder ver los datos de una sola vez, de forma que, aunque debas apostar por un podómetro de tamaño reducido, este te permita visualizar la pantalla de manera correcta. Los modelos de bolsillo más simples suelen tener monitores más grandes, mientras que los modelos de pulsera son más eficientes permitiendo la configuración de los datos que aparecen en pantalla a nuestro gusto.