Los mejores radiadores eléctricos del 2019

Uno de los métodos más utilizados de calefacción es a través de radiadores eléctricos. Sin embargo, la factura de la luz puede convertirse en una pesadilla. En este artículo verás qué radiadores consumen menos y calientan de manera más eficiente.

Los mejores radiadores eléctricos del 2019

Es el momento de pensar en encontrar una manera de calentar las habitaciones de la casa de una manera sencilla y limpia. Para ello hay que pensar en aparatos que permitan ahorrar energía y dinero. Afortunadamente, el mercado dispone de radiadores bajo consumo de distintas dimensiones y potencias. Ellos serán los encargados de ofrecer calor con eficiencia. Estos son los radiadores que consumen menos.

AEG RA 5521

AEG RA 5521

Los 5 mejores radiadores eléctricos de bajo consumo del 2019

Es el momento de pensar en encontrar una manera de calentar las habitaciones de la casa de una manera sencilla y limpia. Para ello hay que pensar en aparatos que permitan ahorrar energía y dinero.

Afortunadamente, el mercado dispone de radiadores bajo consumo de distintas dimensiones y potencias. Ellos serán los encargados de ofrecer calor con eficiencia. Estos son los radiadores que consumen menos.


AEG RA 5522

AEG RA 5522

Orbegozo RRE 1310

Orbegozo RRE 1310

Haverland RC12E

Haverland RC12E

EWT NOC ECO 15 TLS

EWT NOC ECO 15 TLS

Como elegir el mejor radiador de bajo consumo

Estos aparatos ofrecen mucho potencial a la hora de ofrecer calor. No obstante, es preciso seguir una serie de consejos para sacar todo el partido posible para que los radiadores consuman menos y rindan más.



Comparativa: el mejor radiador eléctrico de bajo consumo

1 - 4 de 5
AEG RA 5521 AEG RA 5521 AEG RA 5522 AEG RA 5522 Orbegozo RRE 1310 Orbegozo RRE 1310 Haverland RC12E Haverland RC12E EWT NOC ECO 15 TLS EWT NOC ECO 15 TLS
AEG AEG Orbegozo Haverland EWT
RA 5521 RA 5522 RRE 1310 RC12E NOC ECO 15 TLS

Elegir el espacio correcto

Mujer se calienta las manos en un radiador eléctrico acompañada de un gato

El tamaño y la potencia de un radiador deben ir en consonancia con las dimensiones del espacio que debe caldear. Así, habrá que tener en cuenta el tamaño de la habitación o sala donde se querrá poner a funcionar uno de estos aparatos y elegir el que esté indicado para los metros cuadrados necesarios.

Si se emplea un radiador demasiado potente para una habitación pequeña, el resultado será un despilfarro de energía y demasiado calor. Por el contrario, una habitación grande con un radiador sin potencia suficiente para calentarla hará que se pase frío.

La instalación

Hay que elegir un lugar idóneo, a ser posible cerca de una toma de corriente eléctrica, para no tener que tirar más cableado. La ubicación idónea también incluye que el radiador se encuentre alejado de mobiliario.

Es importante ayudarse de un nivel para equilibrar los puntos de anclaje a la pared. Tendrán que quedar parejos al suelo y a la toma eléctrica. Solo hay que hacer los agujeros con un taladrador e introducir los tacos adecuados para que el aparato quede bien sujeto. Después hay que atornillar el anclaje y encajar el electrodoméstico.

El mantenimiento

Los radiadores eléctricos de bajo consumo precisan un mantenimiento muy bajo. El tamaño compacto y el diseño de la pieza propician esta sencillez. Cada cierto tiempo será preciso limpiar el aparato con un paño suave y húmedo. Hay que utilizar solo agua, sin detergente. Esto servirá para eliminar el polvo.

Hay que fijarse bien en las rejillas. También se deben mantener limpias. Una buena manera de hacerlo es usando una brocha pequeñita y utilizarla para eliminar los residuos que puedan quedar atrapados entre ellas.

Es importante prestar atención a cualquier tipo de ruido o funcionamiento extraño. De esta manera se podrá realizar cualquier tipo de mantenimiento de prevención y tener el equipo en buen estado para sacar el máximo partido de todas sus prestaciones.

Potencia

No es igual calentar una habitación pequeña, que un salón enorme. Por ello es preciso que se elija el radiador adecuado en función de los metros que se deban calentar. Como regla general, para 12 m2 se precisan 600 W, siempre que la habitación esté perfectamente aislada. En caso de no disponer de ese aislamiento, la potencia deberá subir hasta los 900 W.

En cualquier caso, siempre es mejor elegir el radiador de bajo consumo con una potencia un poco superior a la estrictamente necesaria. Así se podrá contrarrestar la temperatura en caso de que haga más frío del habitual.

Con estos consejos y la comparativa realizada cualquier usuario se encuentra en disposición de poder realizar una búsqueda adecuada para conseguir el mejor radiador de bajo consumo que cubra sus necesidades.