Los mejores televisores del 2019

La elección de un televisor es una opción crucial para un hogar. Los españoles pasamos una media de cuatro horas diarias al calor de este aparato. Una razón muy convincente para buscar uno de los mejores televisores del 2019.

Los mejores televisores del 2019

A la hora de escoger el mejor televisor, hay que tener en cuenta una serie de factores: resolución, tamaño, funcionalidades, etc. Para facilitar esta tarea, te ofrecemos una lista muy detallada con los mejores disponibles en el mercado.

Sharp LC-43UI7252E

Sharp LC-43UI7252E

Hisense H50AE6030

Hisense H50AE6030

Sony KD49XF7004BAEP

Sony KD49XF7004BAEP

Samsung NU7475

Samsung NU7475

LG 50UK6750PLD

LG 50UK6750PLD

Comparativa: los mejores televisores

1 - 4 de 5
Samsung NU7475 Samsung NU7475 Sharp LC-43UI7252E Sharp LC-43UI7252E Hisense H50AE6030 Hisense H50AE6030 Sony KD49XF7004BAEP Sony KD49XF7004BAEP LG 50UK6750PLD LG 50UK6750PLD
Samsung Sharp Hisense Sony LG
NU7475 LC-43UI7252E H50AE6030 KD49XF7004BAEP 50UK6750PLD

Cómo elegir el mejor televisor

Ya se acabaron los tiempos del televisor de tubo. Incluso hemos dicho adiós al plasma. Ahora entramos en un nuevo panorama donde el LED marcará el dominio junto a la resolución 4K o Ultra HD.

La resolución 4K ya es obligatoria

El mercado del televisor apenas ofrece ya alternativas a los televisores 4K de 40 pulgadas o más. Como hemos expuesto en los anteriores epígrafes, se puede encontrar el mejor tv de 2018 de una gran calidad de imagen y con resolución 4K por menos de 400€.

Si bien los contenidos no se han establecido todavía, nos encontramos en una franja de cambio en el cine, el streaming, las videoconsolas y los espectáculos deportivos. El Blu-Ray está mutando a esta resolución para acercarse a la calidad cinematográfica. Netflix o Amazon Prime ya tienen entre su catálogo series y películas en 4K. Las principales videoconsolas del mercado ya soportan 4K y estamos a las puertas de la próxima generación. Los principales espectáculos deportivos ya tienen emisiones o están probando con esta resolución.

Si la principal preocupación radica en que la mayoría de contenidos no superan el 1080p, no hay problema. Los mejores televisores y marcas como LG, Samsung, Sony o Sharp ya habían pensado en esto. Sus modelos están preparados para escalar la imagen y que apenas notes la diferencia.

Las siglas HDR marcan la pauta

Mujer sentada en sofá encendiendo la televisión

Estas siglas nos han acompañado durante toda esta lectura. La tecnología High Dynamic Range ofrece una gama cromática mucho más amplia que en los televisores Full HD. Recogen más información en las zonas oscuras y luminosas. El televisor muestra una imagen que se asemeja en gran medida a aquello que podemos contemplar con nuestros ojos.

Sin embargo, existen distintos estándares para el HDR. HDR10 es el estándar abierto sin el pago de licencia, hasta 10 bits de color y 1000 nits de brillo máximo es capaz de reproducir. Samsung utiliza HDR 1000, que es bastante similar al HDR10, aunque tiene otro estándar: HDR 2000, que ofrece más variedad en el nivel de brillo. Además, existe otro estándar más. HDR10+ comparte la misma licencia que su hermano, pero ofrece los metadatos dinámicos.

También existen las licencias de pago. Dolby Vision ha creado su propio estándar con una calidad muy superior. Los mejores televisores con esta tecnología reproducen hasta 12 bits de color y 10 000 nits de nivel de brillo. Además, gozan de metadatos dinámicos para ajustar en tiempo real cada fotograma.

Todos quieren una televisión inteligente

Este es un tipo de televisor que está aún por expandirse en el mercado. Ya dejaremos de parecer idiotas si le hablamos al mando o al televisor para que ponga un canal o empiece a grabar un programa. Además, podemos jugar a juegos sencillos como el Tetris, ver servicios en streaming con aplicaciones como Netflix, HBO o Amazon Prime.

El servicio de Smart TV no es más que la inclusión de un sistema operativo en el televisor. Los mejores televisores de 2018 cuentan con una gran potencia de hardware para que estos funcionen con fluidez y sin interrupciones. Android TV marca la pauta en televisores como los de Sony, Hisense o Sharp (muchos de estos son versiones). Pero hay otros competidores en la arena como LG con su webOS o Samsung con su Tizen.

Los mejores televisores serán aquellos que mejor se amolden a este panorama. Estos sistemas operativos se quedan obsoletos en pocos años, por lo que las actualizaciones y la capacidad de afrontarlas serán vitales.

La batalla de la calidad/uso

Las pantallas LCD con LED llevan unos años entre nosotros y ahora tienen un nuevo hermano mayor, el OLED. Aún así, cada tipo de pantalla tiene buenas razones para su uso. 

La tecnología OLED (Diodo Orgánico de Emisión de Luz en castellano) es más potente que la pantalla LCD con retroiluminación LED. La inclusión del diodo orgánico viene a significar que es capaz de encender y apagar los píxeles de manera individual. Los negros son mucho más puros, el contraste es superior y no tienen un rango de visión. Su principal problema son los quemados y las retenciones, lo que provoca que estos televisores no puedan estar encendidos mucho tiempo.

La tecnología LED tiene dos versiones: LED periférico o LED FALD. El primero usa espejos para distribuir homogéneamente la luz en el panel mientras que el segundo incorpora una rejilla de diodos tras el panel. Esta tecnología es más cara, pero los colores son más realistas. Los mejores televisores como Samsung han solucionado el problema del ángulo de visión con el OLED. Esta tecnología encarece el precio de sus televisores.