Evitar el plástico: consejos útiles para una vida diaria sin plástico

¿Las numerosas imágenes que confirman que nuestros océanos son verdaderamente "océanos de plástico" os han conmovido y queréis provocar un cambio? Entonces ¡estáis en el lugar correcto! Aquí os sugerimos cómo reducir el plástico.

Evitar el plástico: consejos útiles para una vida diaria sin plástico

Como nos dijo el experto de WWF Dr. Bernhard Bauske en nuestra entrevista, los números acerca de los residuos de plástico son asustadizos: cada año entre 4,8 y 12,7 millones de toneladas de residuos se acumulan en los mares.
¿Y qué pasa después? El plástico no es biodegradable, destroza los ecosistemas y mata a los animales marinos. Los vientos y las corrientes oceánicos hacen que la basura se amontone en los así llamados "vórtices de basura". En los océanos actualmente existen por lo menos cinco de esos vórtices gigantes. El más grande y conocido es lo que se encuentra en el giro oceánico del Pacífico norte. Se calcula que su tamaño sea entre 700.000 y 15.000.000.000 km², valores que horrorizan, si pensamos que Europa tiene una superficie total de 10.180.000 km². 

Como eliminar el plástico

Esas cifras espantosas podrían ser reducidas de manera drástica, la solución es simple. Vivir sin plástico ya se volvió  una tendencia, en la red se encuentran numerosos experimentos videos en YouTube sobre cómo actuar un estilo de vida sin plástico.

En este artículo os damos algunos simples consejos sobre cómo vivir sin plástico. 



Consejos para reducir el consumo de plástico

  • Participar a la recogida selectiva de residuos de manera correcta.
  • Beber agua del grifo en vez de la en botellas: las botellas de plástico causan residuos, aunque sean recicladas. 
  • Juguetes para niños en madera o tela: la primera preocupación de cada padre es el bienestar de sus niños. Dado que los más pequeños traen todo a su boca se aconseja evitar juguetes de plástico, sobretodo de escasa calidad.
  • No a las esponjas y a las tablas de cortar de plástico: así se reduce el microplástico en los océanos y en nuestros alimentos.
  • No pedir comida a domicilio para evitar inútiles envases. 
  • Realizar productos para la limpieza de casa (ver abajo).

En la vida diaria:

  • Reparar o vender en vez de tirar a la basura.
  • Comprar de segunda mano.
  • Preferir materiales naturales para la ropa  y no utilizar materiales sintéticos: durante el lavado en la lavadora, fibras se apartan del tejido y terminan en el desagüe y entonces en el mar.
  • Cocinar la comida en casa el día antes y no comprar alimentos listos en envases de plástico. 
  • Cultivar fruta y verdura en el jardín o en el balcón.
  • Preferir productos realizados con materiales sostenibles y biodegradables, y evitar así los microplásticos (como la esponja para fregar, el cepillo de dientes de bambú,...).
  • De regalos sin basura: empaquetar los regalos con papel de viejos periódicos en vez de papel de regalo, que generalmente se encuentra en rollos envueltos en plástico.
  • Recoger la basura y ¡dar buen ejemplo! Durante un paseo con el perro o solos, traed con vosotros una bolsa: lamentablemente no es difícil encontrar basura por las calles, en los bosques o en los parques. 

Evitar el plástico en tema higiene

  • Utilizar productos reutilizables: copa menstrual, maquinillas de afeitar de seguridad, discos desmaquillantes de tela, compresas higiénicas y salvaslips de tela... todos esos productos producer cada o ningún residuo.
  • Utilizar pastillas de jabón, pasta de dientes y desodorantes sólidos en vez de sus variantes líquidas: en ese caso también, esos productos no requieren embalajes que tirar a la basura.
  • Prestar atención a los ingredientes de los cosméticos: el microplástico está contenido en muchos productos (por ejemplo como "polietileno"). 

Reducir el plástico durante las compras

Para reducir los envases de plástico:

  • Preferir productos en envases reciclables.
  • Preferir contenedores en vidrio o reutilizables.
  • Si no es posible evitarlo, es mejor comprar grandes envases de un producto para amontonar menos residuos.

Para renunciar a los embalajes de plástico:

  • Trae siempre contigo una bolsa de algodón para las compras.
  • Comprar productos a granel sin envases (en particular fruta y verdura).
  • Trae contigo bolsas de tela reutilizables para la verdura en vez de utilizar los biodegradables de los supermercados.
  • Hacer las compras en las tiendas sin envases: en las así llamadas tiendas a granel, en algunas tiendas bio y en los mercados regionales podéis traer vuestros envases y dejarlos llenar de los productos que os interesan. Para hacerlo se pueden conservar los botes de vidrio en los que hay algunos productos en el supermercado. 

Reducir el plástico fuera de casa

  • Tener siempre un termo: casa hora se ahorrarían 320.000 tazas desechables. 
  • "To stay" en vez de "to go". Quién se sienta en los bares y disfruta de su cappuccino en vez de tomarlo to-go ayuda a reducir los residuos.
  • En el trabajo, en la escuela o de viaje: llenad vuestros contenedores de vidrio o acero de alimentos y traed vuestros cubiertos. 

Detergente multiusos de bicarbonato

Hombre limpia el suelo con el detergente

Para 750 ml os sirven:

  • 3 cucharaditas de bicarbonato sódico
  • 3 cucharaditas de esquirlas de jabón
  • 700 ml de agua caliente
  • botella rociadora vacía (por ejemplo de un viejo detergente)
  • un par de gotas de aceite esencial (opcional).

Procedimiento:

  1. disolver el jabón en una cacerola con agua
  2. mezclar con un batidor hasta que se disuelva completamente
  3. dejar enfriar y añadir los demás ingredientes
  4. mezclar de nuevo
  5. llenar la botella rociadora

Importante: agitar la botella antes de cada uso. 

Fuente: pag. 33 del libro "Fünf Hausmittel ersetzen eine Drogerie".

Desodorante con bicarbonato y aceite de coco

Jarrita con desodorante

Lo que os sirve:

  • 3 cucharaditas de aceite de coco
  • 2 cucharaditas de bicarbonato sódico
  • 2 cucharaditas de almidón de maíz
  • 5 gotas de aceite esencial de vuestra preferencia (opcional)
  • escudilla y cuchara para mezclar
  • contenedor para el desodorante (por ejemplo una jarrita de una vieja crema)

En el verano el aceite de coco es liquido de por sí y podéis utilizarlo así como es. Si está sólido podéis calentarlo a baño María.

Procedimiento:

  1. mezclar bicarbonato y almidón 
  2. añadir el aceite de coco
  3. mezclar todo bien hasta que se obtiene una crema homogénea
  4. añadir aceite de coco si parece demasiado sólida
  5. añadir por fin 10 gotas de aceite esencial (opcional)
  6. llenar la jarrita

Cuándo sirve sacar un poco de producto con los dedos y ponerlo en las axilas. 

Fuente: pag. 119 del libro "Fünf Hausmittel ersetzen eine Drogerie".

Polvo para lavavajillas

Polvo para la lavavajillas

Lo que necesitáis:

  • 300 g de ácido cítrico en polvo
  • 300 g de sosa en polvo (¡no de forma cristalina!)
  • 300 g de bicarbonato sódico
  • 125 sal para la lavavajillas 

Esa cantidad es suficiente para 30-40 lavados. Además el ácido cítrico y la sal ayudan a suavizar al agua y a reducir los residuos de cal. Sosa y bicarbonato juntos son muy eficaz contra la grasa.

Procedimiento:
mezclar todos los ingredientes y poner la mezcla en un contenedor lejos de la humedad. Para una carga de lavavajillas son necesarias 1-2 cucharaditas de polvo.

Fuente: pag. 47-48 del libro "Fünf Hausmittel ersetzen eine Drogerie".

Evitar el plástico para los expertos

Es increíble cuánto plástico se puede evitar, si sólo se presta atención. Casi todos los productos para la limpieza de la casa y de cuidado personal se pueden producir en casa sin comprar inútiles envases de plástico: detergente para la lavadora, pastillas desodorante para el inodoro, pasta de dientes con aceite de coco y bicarbonato, champú con harina de centeno (mezclar 2 cucharadas de harina de centeno con agua tibia hasta que se obtenga un gel. Dejar descansar 1-8 horas y ponerlo sobre las raíces del pelo mojado. Dejar hacer efecto 5 minutos y enjuagar bien. Importante: la harina de centeno es adecuada para ese uso porque contiene poco gluten, de otra manera se amontona y es difícil de enjuagar), balsamo labial con manteca de cacao...