Haz el Smoothie Perfecto con estos Consejos y Recetas

Prepara un delicioso y nutritivo smoothie con nuestra selección de recetas e ingredientes y aprende cómo hacerlos ahorrando dinero.

Haz el Smoothie Perfecto con estos Consejos y Recetas

¿Pensando en maneras de hacer tu desayuno más saludable? Un smoothie es una gran opción. Son fáciles y rápidos de preparar y, además, están riquísimos. En este artículo te damos consejos para hacer smoothies con leche o con diferentes bebidas vegetales. Déjate inspirar con nuestra selección de recetas y con los hacks para hacer smoothies de nivel superior. 

Primero, la Leche

Creemos que, para un smoothie, la proporción perfecta es de dos tazas de líquido y tres cuartos de una taza llena de fruta y/o verdura. Según tu preferencia personal puedes añadir más líquido, para obtener una textura más suave, o más fruta o verdura, para obtener una mezcla más espesa. Independientemente de tu preferencia, asegúrate de añadir el líquido primero en la batidora, pues ayuda a proteger sus cuchillas.

La leche de vaca o las alternativas sin leche, como la leche de coco, de soja o de almendras son opciones fantásticas para la base de tu smoothie. La leche de vaca suele generar una textura más cremosa que las bebidas de origen vegetal, pero aparte de eso, el resultado puede ser igualmente delicioso. Si no quieres usar leche de vaca, te recomendamos la leche de almendras, ya que su sabor va bien con recetas de smoothie dulces y saladas. 

Frutas y Vegetales

Hay muchísimas posibilidades para preparar smoothies. En este artículo te presentamos cuatro recetas, pero puedes experimentar con una cantidad enorme de opciones. Haz un smoothie nuevo cada día, ¡es posible! Así nunca te aburrirás. Después de todo, en la variedad está el gusto.

Puedes usar muchísimos tipos de fruta y verdura para hacer smoothies. Algunos de nuestros ingredientes favoritos son las fresas, la batata, los plátanos, los melocotones y las manzanas. Intenta limitar tu smoothie a tres o cuatro ingredientes para no crear una mezcla de sabores indefinida. También te recomendamos congelar ingredientes, pues los puedes conservar bien, por una parte, y por otra, no es necesario usar hielo para hacer un smoothie bien frío. 

Congela los Ingredientes

Si tienes un congelador, puedes comprar bolsas de fruta congelada o, alternativamente, puedes prepararlas en casa. La mayoría de las frutas se pueden congelar sin problema, pero deben ser cortadas y peladas antes. Por ejemplo, para congelar un plátano hay que quitarle la cáscara, cortarlo en trozos pequeños (del tamaño de un cubo de hielo) sellarlo en una bolsa para el congelador y luego congelarlo.

Sé Creativo

Una vez hayas aprendido lo básico para preparar un delicioso smoothie, empieza a ser creativo con los ingredientes. Agrega un poco de proteína en polvo después de hacer ejercicio o mantequilla de cacahuete para darle un sabor particular. Especias como la canela, nuez moscada, la cúrcuma y la vainilla pueden darle un toque especial. Si deseas una textura más densa, agrega nueces tostadas o nueces enteras picadas. ¡Las opciones son infinitas! Estas son nuestras propuestas:

Smoothie Buenos Días

Smoothie de color rosa intenso en una pequeña jarra.

Ingredientes para dos personas:

  • 2 tazas de leche de vaca (o de bebida de soja)

  • ⅓ taza de plátano

  • ⅓ taza de fresas

  • ⅓ taza de frambuesas

  • Vainilla líquida (unas gotas)

Agrega la leche y la vainilla líquida en la batidora y a continuación la fruta. Licúa hasta que tu smoothie se vea bien homogéneo y suave. Ideal para empezar el día, ¡con mucha vitamina C!

Smoothie Hulk

Vaso con un smoothie de color verde decorado con una hoja de espinaca. A su izquierda, tres manzanas.

Ingredientes para dos personas:

  • 2 tazas de leche (o bebida de almendra)

  • 1/3 taza de col rizada cocida (kale

  • 1/3 taza de hojas de espinacas crudas

  • 1/3 taza de manzana

Agrega la leche o la bebida de almendra y a continuación los ingredientes. Este smoothie queda también muy bien sin leche (ni bebida de almendra) que puedes sustituir por agua y el zumo de un limón. Y si quieres un sabor más interesante y más vitaminas, añade medio aguacate troceado. El aguacate le da un sabor fantástico a los smoothies (como no podría ser de otra manera) y una textura súper cremosa.

Smoothie Beso de Fresa

Smoothie de Fresa cubierto con nata montada, sobre un plato de color rosa, rodeado de fresas.

Ingredientes para dos personas:

  • 2 tazas de leche de vaca
  • 1/4 taza de frambuesas
  • 1/2 taza de fresas
  • 2 cucharaditas de leche condensada
  • Nata montada

Agrega la leche y la leche condensada en la batidora. A continuación añade la fruta y licúa hasta que tu smoothie esté bien homogéneo. Cúbrelo con nata montada para darle un toque final perfecto. Este smoothie es ideal para niños y adultos a los que les gustan las bebidas dulces.

Smoothie de Avena

Dos plátanos, una manzana verde y un vaso con smoothie de avena.

Ingredientes para dos personas:

  • 2 tazas de leche de vaca o de bebida de avena
  • 1/2 taza de plátano
  • 1/4 taza de copos de avena
  • 1/4 taza de manzana

Agrega la leche en la batidora y a continuación los ingredientes sólidos. Licúa hasta que tengas una textura homogénea. Si el smoothie es demasiado espeso (los copos de avena le darán una textura más densa de lo habitual) añade un poco más de leche o de bebida de avena.