Consejos para Hacer de tu Hogar un Espacio más Sostenible

Bueno para ti y para la naturaleza. Descubre en este artículo cómo hacer de tu hogar un lugar medioambientalmente sostenible sin demasiado esfuerzo. Nuestra compañera italiana Giulia Carta ha reunido estos consejos en una lista para ti.

Consejos para Hacer de tu Hogar un Espacio más Sostenible

Una de las cosas más importantes en la vida es cuidar del medioambiente. A fin de cuentas, este planeta es tu hogar. Por eso es importante aportar un granito de arena y que todos colaboremos, incluso si es un granito muy pequeño. 

Entonces, ¿qué puedes hacer exactamente? Vivir cuidando un poco más del medioambiente es más fácil de lo que piensas. Lo primero que puedes hacer es reflexionar sobre algo muy básico: ¿qué sueles comprar y con cuánta frecuencia lo haces?  Cada pequeña compra que hacemos es más importante de lo que a primera vista pudiera parecer. En este artículo reflexionamos sobre este aspecto y te damos consejos prácticos que puedes empezar a poner en práctica desde ya. En nuestra oficina central de comprigo, en Colonia, nos preocupamos por el medioambiente y le damos importancia a varias cosas, como por ejemplo:

  • Separar la basura: en Alemania se producen 411,5 millones de toneladas de basura al año. Esto significa que cada ciudadano genera 600 kg. de basura al año. El plástico representa más de un tercio de esta basura (220 kg.) por lo que separar la basura para su reciclado ayuda mucho al medioambiente. En España la media es de 416 kg. de basura por habitante y año, bastante menos que en el país germano.
  • Reutilizar: aunque reciclar es fundamental para el cuidado del medioambiente, no hay que olvidar que el proceso de reciclado en sí mismo también contamina. Por ello lo ideal es comprar productos que se puedan usar más de una vez, idealmente muchas o un número ilimitado de veces. ¿Sabías que para producir un kilo de algodón hacen falta 11.000 litros de agua? Muchos productos de higiene, como toallitas desmaquillantes y compresas, vestimenta y muchos productos que usamos en el día a día están fabricados de este material, así que no subestimes cuánto pueden drenar los recursos naturales de nuestro planeta. 
  • Utilizar productos de materiales sostenibles: hay materiales más sostenibles que otros. ¿Sabías por ejemplo, que algunas especies de bambú crecen hasta 1 metro por día? Hay productos de bambú de lo más variopinto, como cepillos de dientes, cubiertos o incluso servilletas. En este artículo te damos algunos ejemplos.

Por la mañana tenemos prisa. La mayoría prefiere dormir 10 minutos más en vez de levantarse temprano para prepararse un buen desayuno. ¿Dónde está el problema? Te compras un café y un bocadillo de camino al trabajo y el problema está resuelto, ¿verdad? Pero, ¿cuál es el resultado? Para que te hagas una idea, en Estados Unidos se tiran a la basura 50 mil millones de vasos desechables al año. Generalmente, estos vasos no son reciclables. Para no llegar a estas cifras, es necesario concienciarse del problema. Pero no te preocupes, esto no significa que tengas que renunciar a tu amado café matutino. 

La solución más sencilla es hacerse con un  taza de bambú reutilizable como esta de Happy Earth. Esta taza está hecha de fibras de bambú, es decir, de materias primas renovables que son duraderas y completamente compostables. El bambú también está naturalmente libre de BPA, lo que es bueno para tu salud.

Fiambrera de Materiales Sostenibles

Ver oferta

Para tu desayuno o almuerzo tenemos la misma solución. Esta fiambrera de la marca Ajaa! es 100% natural y producida con materiales sostenibles. Está hecha de melaza de caña de azúcar, minerales y cera, es ligera y se puede lavar en el lavaplatos. 

Después de probar este producto, Giulia nos cuenta que está muy satisfecha con él, pero que recomienda usarlo solamente con alimentos sólidos y no con alimentos líquidos, porque no es completamente hermética.

Cubo Separador de Basura

Ver oferta

Empecemos con la separación de la basura. Este cubo de Songmics tiene un bonito diseño y tres prácticos compartimentos para, por ejemplo, papel, plástico y basura orgánica. Es fácil de limpiar gracias a que el cubo interior de plástico es extraíble. El hecho de que la capacidad de los compartimentos sea relativamente limitada no es una desventaja, sino todo lo contrario: la basura se puede sacar con mayor regularidad, lo que ayuda a evitar olores desagradables.

Dado que el papel solo se puede reciclar si no está sucio, no es necesario utilizar una bolsa de plástico adicional dentro del compartimento para papel. El plástico por el contrario se puede tirar sucio al cubo, lo que puede producir malos olores. Por eso recomendamos usar bolsas de plástico, pero de las que tengamos en casa y no comprar bolsas de basura adicionales. Las bolsas de la fruta y la verdura o incluso el envoltorio de plástico en el que viene el papel higiénico pueden servir de bolsas de basura. Para la basura orgánica puedes usar bolsas de basura biodegradables

En general, nos recomienda Giulia renunciar al plástico en nuestra vida lo máximo posible. El plástico no es bueno para la salud (se extrae del petróleo), ni para el planeta. Una botella de plástico, por ejemplo, necesita hasta 500 años para descomponerse y tiene terribles efectos sobre la naturaleza y la vida silvestre. Separar la basura correctamente ayuda a reducir este impacto, así que no lo pienses más y empieza a reciclar. 

Servilletas de Bambú

Ver oferta

Los rollos de cocina de fibra de bambú son una verdadera innovación: 100% libres de fibras de madera y previenen la deforestación. El bambú es una materia prima muy versátil: es uno de los recursos más respetuosos con el medio ambiente  porque crece muy rápido. Además, el bambú puede ser cosechado sin consecuencias perjudiciales para el planeta.

Pero, ¿qué tiene de brillante una servilleta de bambú? Son muy resistentes, absorbentes y duraderas . A diferencia de las servilletas de papel, que se tiran después de un solo uso, las servilletas de bambú se pueden lavar simplemente en la lavadora y puede reutilizarse hasta 100 veces (...y se vuelven aún más absorbentes y suaves después de cada lavado). De esta manera, un solo rollo de servilletas de bambú sustituye a unos 60 rollos de servilletas tradicionales.
El bambú es hipoalergénico y antibacteriano, un producto para el hogar que es bueno para el medio ambiente y la salud al mismo tiempo.

Papel de Horno Reutilizable

Ver oferta

Si siempre tiras el papel de hornear al contenedor de papel, tenemos que darte una mala noticia: ¡no se puede reciclar! El papel de hornear no está solo hecho de papel, sino de una capa de silicona no separable que no es apta para el reciclaje de papel. Además, el papel de hornear es uno de esos productos que se tira después de cada uso, lo que crea una cantidad innecesaria de residuos. 

La sugerencia de Giulia es usar papel de hornear reutilizable. Consiste en un tejido de fibra de vidrio recubierto de teflón y, por lo tanto, es fácil de enjuagar (incluso se puede lavar en el lavavajillas) y ayuda a reducir los residuos .

Estropajo Ecológico

Ver oferta

Como ya mencionamos en el artículo "Cuídate y Cuida del Planeta con estos Productos de Higiene 'Eco-Friendly'", existen esponjas de Lufa, que a diferencia de las esponjas de plástico convencionales no sueltan pequeñas fibras de plástico que acaban en nuestros mares o en el organismo de quienes comen pescado. Aunque las esponjas de Sonett no son de materiales reciclables, se pueden lavar varias veces a 60ºC en la lavadora, con lo que se reduce considerablemente la cantidad de residuos generada por este artículo que está presente en todos los hogares. 


Papel de Cera para Envolver Alimentos

Ver oferta

Este producto es una excepción en esta lista porque no es vegano. Sin embargo, si la alternativa es papel de envolver de plástico, creemos que el papel de cera es una opción interesante. Está hecho de cera de abeja y algodón cultivado de manera ecológica y como todos los demás productos de este artículo, su función es reducir la cantidad de residuos. 

Su uso es muy sencillo: el calor de tus manos pliega el papel y le da la forma que tú quieras que tenga, y se queda rígido. Se puede usar para conservar casi todo tipo de comida, excepto carne, pescado y alimentos líquidos, como sopa. Se puede limpiar fácilmente con agua fría y una esponja con un poco de jabón. Si lo cuidas bien y lo conservas en la nevera, dura hasta un año. Este papel de cera viene en un set con 3 tamaños diferentes y se puede usar, además, como tapa para frascos. 

Bolsas para la Compra

Ver oferta

Con estas bolsas de Trolley Bags te aseguras de no usar bolsas de plástico en el supermercado. Además, es muy fácil guardar la compra en ellas después de pasar por caja y separarla directamente. Cuando llegues a casa y vacíes las bolsas, las puedes enrollar juntas y ocupan muy poco espacio. Puedes llevar hasta 15 kg. en ellas y obviamente, siempre pueden ser reutilizadas. En Youtube puedes encontrar algunos vídeos en los que se explica cómo se usan. Para pequeñas compras es suficiente con una bolsa tipo tote como esta de Another Tees Brand.

Nadie es ajeno a los vídeos y fotografías de mares llenos de bolsas de plástico y de animales marinos y sufriendo por tener trozos de plástico alrededor o dentro de su cuerpo. Y es que se estima para el año 2020 que la producción anual de plástico, alcanzará, solo en Europa, las 60 millones de toneladas.  Aunque el uso de bolsas de plástico se ha reducido gracias a la concienciación medioambiental en los últimos años, su uso sigue siendo común y es necesario adoptar un cambio de estilo de vida. 

Bolsas para Fruta y Verdura Reutilizables

Ver oferta

Tristemente, muchos supermercados españoles siguen exigiendo a los compradores que usen bolsas de plástico para pesar la fruta y la verdura, incluso cuando se compra una sola pieza. Esto es, en mi opinión, simplemente inaceptable. Tener que usar una bolsa de plástico para pesar un racimo de plátanos o un aguacate es un despropósito medioambiental. Sin embargo, en pequeños comercios es posible pesar los productos sin bolsa o si queremos, podemos preguntar si es posible utilizar bolsas reutilizables, como estas de Treebox. Dado que consisten en pequeñas redes, se puede ver lo que hay dentro sin tener que abrirlas. En la parte frontal tienen un pequeño recuadro donde se puede pegar la etiqueta para el precio. Esta es una idea sencillamente genial y personalmente, espero que más ideas como esta se implementen en la sociedad española, por el bien de nuestro medioambiente.