Las mejores cafeteras express del 2019

El café es la bebida más consumida en el mundo, pero cada persona lo toma de manera diferente. Los amantes del café han vuelto a poner de moda la cafetera express con la que disfrutas de su facilidad y eficiencia.

Las mejores cafeteras express del 2019

¿Manual, semi-automática o automática? ¿Necesitas controlar todos los detalles para conseguir el café perfecto o simplemente quieres una taza rápida? A la hora de elegir la cafetera express que mejor se ajuste a tus necesidades hay infinidad de opciones a considerar. A continuación te proporcionamos con la lista de las mejores cafeteras actualmente disponibles en el mercado.

DeLonghi EC 860.M

DeLonghi EC 860.M

La Pavoni Domus Bar Dosata

La Pavoni Domus Bar Dosata

Lelit PL41PLUS

Lelit PL41PLUS

Riviera & Bar CE442A

Riviera & Bar CE442A

Gaggia RI9403/11

Gaggia RI9403/11

Ufesa Duetto Crème

Ufesa Duetto Crème

Philips Serie 3000

Philips Serie 3000

Comparativa: las mejores cafeteras express

1 - 4 de 7
DeLonghi EC 860.M DeLonghi EC 860.M La Pavoni Domus Bar Dosata La Pavoni Domus Bar Dosata Lelit PL41PLUS Lelit PL41PLUS Riviera & Bar CE442A Riviera & Bar CE442A Gaggia RI9403/11 Gaggia RI9403/11 Ufesa Duetto Crème Ufesa Duetto Crème Philips Serie 3000 Philips Serie 3000
DeLonghi La Pavoni Lelit Riviera & Bar Gaggia Ufesa Philips
EC 860.M Domus Bar Dosata PL41PLUS CE442A RI9403/11 Duetto Crème Serie 3000

Cómo elegir la mejor cafetera express

Ha llegado el momento de elegir entre cafetera express manual o cafetera express automática. Lo cierto es que en esta cuestión hay que guiarse por el gusto de cada consumidor, pues la elección depende de lo exigente que se sea a la hora de degustar un buen café.

¿Manual o automática?

Las cafeteras express están pasando por su mejor momento gracias a la demanda de los amantes de una buena taza de café. El quid está ahora en qué cafetera es la más adecuada para sus propósitos y cuál es la que consigue la mejor infusión.

Los más puristas alegan que las manuales son las únicas capaces de brindar una experiencia al gusto y  las únicas que permiten la posibilidad de utilizar distintos cafés sin necesidad de atarse a una sola marca, como ocurre con las cafeteras de cápsulas.

Lo cierto es que, en caso de que se tengan buenas dotes de barista, la mejor opción es la cafetera manual o de brazo. Estos aparatos permitirán al buen cafetero controlar por sí mismo hasta el último detalle de la elaboración.

En cambio, si se prefiere algo más simple y no se posee mucha habilidad, aún es posible degustar un excelente café con una de las muchas cafeteras express automáticas que existen en el mercado.

Decantarse por un modelo de estas últimas permite olvidarse de todo, ya que la máquina será la encargada de realizar todo el trabajo y ofrecer al consumidor un café excelente. Ahora que sabes las diferencias, ¿por qué tipo de cafetera express te decantarías?

Equipamiento mínimo

Una persona maneja una cafetera express sobre una encimera de madera

Si queremos elegir una buena cafetera express es importante que el modelo elegido esté provisto de una bomba de presión de al menos 15 bares y de un tanque de agua que resulte fácil de extraer para facilitar su limpieza.

Se agradece que el electrodoméstico venga acompañado de un dosificador y dos filtros. Muchas cafeteras solo incluyen uno, lo que da para preparar una única taza de café en cada proceso. Sin embargo, el doble filtro permite preparar dos tazas conjuntamente o un café largo.

Hay quien prefiere que la express admita tanto café molido como monodosis ESE, por cuestiones de comodidad. Esto, como casi todo, depende de gustos individuales. Los más expertos cambiarían ambas características por un buen molinillo cerámico que permita moler el café con diferentes niveles de grosor para lograr la textura apropiada para cada tipo de café.

Otro aspecto a tener en cuenta es la opción de decantarse por un modelo que esté equipado con caldera de latón. Una caldera lleva consigo un sistema para calentar el agua muy distinto al Thermoblock empleado habitualmente.

La caldera, del tamaño y la calidad adecuados, mantiene constante la temperatura del agua y contribuye a que la crema se haga de forma natural sin necesidad de filtros presurizados. El espresso llega a la taza a una temperatura óptima.

No basta con tener la mejor cafetera express

Efectivamente, no basta con un buen electrodoméstico. Incluso aunque nos decantemos por la automática más cara del mercado o por una cafetera con muchas prestaciones, con la que prácticamente resulta imposible obtener un buen café, tenemos el éxito garantizado. 

Hasta la mejor cafetera express precisa de una materia prima de calidad. Un buen café, una molienda equilibrada, agua de buena calidad y a ser posible filtrada, una leche óptima… todo influye.

Además, están los procesos y los tiempos. También cuentan. No todos los consumidores gustan del mismo tipo de café. Para eso existen las máquinas que permiten un elevado grado de personalización.

Con ellas se puede elegir el tipo de molienda, adaptar la intensidad aromática, escoger las cantidades de leche y café y conseguir una bebida completamente personalizada para cada miembro de la familia.

En este sentido, la cafetera automática es la más adecuada cuando va a ser empleada por varias personas. La razón es que los usuarios no tienen por qué poseer habilidades para preparar un buen café y la automática lo hará por ellos. Existen modelos tecnológicamente perfectos. Incluso algunos permiten la elaboración de una taza de café personalizada a través de una app.

Un poco de historia

La cafetera express, como no podía ser de otro modo, nación en Italia a finales del siglo XIX. Nada más salir al mercado disfrutó de un éxito absoluto. No había una cafetería de prestigio que no luciera una de esas máquinas en sus estantes.

Pronto se hizo muy popular gracias al aroma y sabor que proporcionaba al café que preparaba. Esto propició que se empezarán a comercializar modelos más baratos, más accesibles a todos los tipos de bolsillo.

Aunque desde entonces ha pasado mucho tiempo, la cafetera express, automática o manual, continúa despertando interés y cosechando éxitos. Tanto que ha traspasado la frontera de los locales comerciales para instalarse en las cocinas particulares. La razón es que es la única manera de conseguir un buen espresso a la italiana.

Este café es reconocible por desprender un aroma intenso, presentar una coloración oscura y muy homogénea y ofrecer unos sabores muy equilibrados. Solo una cafetera de este tipo es capaz de conseguir esa espuma cremosa, de un color avellanado tan característico. Este detalle nunca podrá lograrse con sistemas como la infusión en frío o las máquinas de filtro.

Con esta guía comparativa se puede obtener información para realizar una buena elección antes de llevar una cafetera express a casa. Ahora solo basta elegir entre manual o automática.