La Mejor Cama Plegable del 2019

Si estás buscando una cama plegable puede significar que la falta de espacio es un problema en tu hogar. Hoy en día podemos encontrar en el mercado numerosas soluciones para ahorrar metros cuadrados y aprovechar el espacio.

La Mejor Cama Plegable del 2019

Dada la falta de metros cuadrados en las viviendas actuales, las camas plegables vuelven a estar de actualidad. Por eso podemos encontrar en el mercado modelos de calidad y con diseños modernos. A continuación, te ofrecemos una guía de compra.

Badenia Bettcomfort

Badenia Bettcomfort

OUTAD Cama Plegable

OUTAD Cama Plegable

Beautissu Cama para Invitados

Beautissu Cama para Invitados

Pouf-cama

Pouf-cama

Cama plegable Zollner

Cama plegable Zollner

Comparativa: las mejores camas plegables

1 - 4 de 5
Badenia Bettcomfort Badenia Bettcomfort OUTAD Cama Plegable OUTAD Cama Plegable Beautissu Cama para Invitados Beautissu Cama para Invitados Pouf-cama Pouf-cama Cama plegable Zollner Cama plegable Zollner
Badenia OUTAD Beautissu Pouf-cama Zollner
Bettcomfort Cama Plegable Cama para Invitados Pouf-cama Cama plegable

Cómo elegir la mejor cama plegable

Cuando vamos a adquirir una cama plegable o una cama supletoria debemos escoger aquella que mejor se adapte a nuestras necesidades. Son varios los factores a considerar a la hora de realizar esa elección. A continuación te detallamos cuáles son.

Tipo y tamaño

Cama plegada con pared blanca de fondo

El tamaño importa. Si no tienes espacio o suficientes habitaciones o metros cuadrados para acoger a tus invitados, deberás decantarte por el tamaño de cama plegable que mejor se ajuste a dicha carencia.

La ubicación en la que te plantees situar la cama plegable, así como la orientación de la misma, constituyen una de las relaciones entre variables más relevantes para construir un criterio evaluativo de compra.

En cuanto a los tipos de camas plegables podemos diferenciar entre:

  • Camas plegables horizontales: estas camas se pliegan hacia la pared por su lado más largo. Por ello ocupan menos espacio en la habitación al estar completamente abiertas. Se comercializan en múltiples presentaciones con sistemas manuales o automáticos que facilitan su apertura.
  • Camas plegables verticales: a diferencia de las camas plegables horizontales, estas ocupan menos espacio en la pared y más al estar completamente abiertas. Es decir, se pliegan por el lado más corto de la cama. También las podrás encontrar en múltiples modelos con variaciones en los sistemas de apertura que facilitarán su uso.
  • Camas o literas plegables con mesa de estudio: este tipo de cama es muy práctica y comúnmente utilizada por estudiantes en espacios reducidos. Son camas o literas que se pueden utilizar de manera eficiente combinando su diseño para integrar elementos útiles como una mesa de estudio, un armario o estanterías.
  • Camas plegables con armario: esta es otra de las alternativas para hacer un uso eficiente del espacio. Las camas plegables con armario tienen espacio de almacenamiento en la parte superior o a los lados, lo que proporciona al usuario un mayor espacio para guardar sus enseres de manera práctica.
  • Camas plegables elevadas: son camas que están diseñadas para utilizar de la mejor manera el espacio de la parte inferior, bien sea para disponer de armarios, estantes o incluso, otra cama. Todas las camas plegables elevadas constan de un sistema para sostenerlas con fuerza, siendo estables y eficientes en cuanto al uso del espacio de la habitación en la que estén ubicadas.
  • Literas abatibles: hablamos de camas plegables horizontales que ocupan poco espacio al estar abiertas y que además te ofrecen la posibilidad de contar con dos áreas para descansar. La estructura de este tipo de literas es suficientemente fuerte para sostener ambas camas y utilizarlas diariamente. Por esto, son ampliamente recomendadas.
  • Camas plegables convertibles: este tipo de camas plegables se caracterizan por un diseño innovador que permite convertirlas en otro tipo de muebles cuando están cerradas, por ejemplo, una mesa o un armario.

Comodidad, firmeza y calidad

Este es un aspecto muy importante, ya que cuando compramos una cama plegable debemos fijarnos en su firmeza para lograr una buena comodidad. De lo contrario, obtendremos resultados negativos.

Los inconvenientes más recurrentes de este tipo de camas son las barras o muelles que están mal colocados al molestarnos en el momento de dormir. Este es un punto de gran relevancia para que podamos descansar de manera cómoda y segura, porque si vamos a usar estas camas plegables de manera continua lo mejor sería fijarnos en elegir un modelo que cuente con una buena comodidad y firmeza con el fin de lograr una óptima comodidad.

Frecuentemente, se subestima la calidad de la construcción de las camas plegables. La realidad es que el contacto con el producto disipa todas estas dudas. El desarrollo de materiales altamente resistentes y el diseño seguro y firme de los modelos actuales hacen de las camas plegables un producto de inmejorable relación calidad-precio y prestaciones. Una cama plegable individual soporta un peso de 140 kilos, aproximadamente.

Cuando hablamos de la calidad en este tipo de producto, hacemos referencia tanto a la calidad del colchón como a la del somier de la cama, así como, y sobre todo, a la calidad de las patas de la cama y de los elementos de plegado, que son fundamentales en las camas plegables.

Respecto al colchón, lo esencial es elegir uno que se ajuste al ancho y largo del mueble. Por lo demás, como las medidas son las estándar del mercado, no existe inconveniente en escoger cualquier modelo convencional. Por otro lado, en referencia al somier, lo más recomendable es hacerse con un modelo con láminas o formato fijo.

Sistema de plegado

Actualmente, hallamos camas plegables de dos formatos: verticales y horizontales. La principal diferencia reside en la forma en la que se ubican sobre el mueble, aparte de la facilidad para abrirla y cerrarla. 

En el caso de los modelos verticales, generalmente responden al diseño habitual de cama plegable con armario como parte externa. Debido a la altura de la cama, suelen ser más difíciles de plegar. No obstante, hoy en día suelen contar con un apoyo para que esta tarea sea más fácil. 

Los modelos horizontales suelen descolgarse de forma lateral, quedando en paralelo al mueble en el que se colocan. Estas son más sencillas de manejar y ofrecen un diseño parecido al de las ‘camas nido’. 

El sistema de plegado es un aspecto significativo a la hora de comprar la cama plegable, dado que existen los sistemas manuales y los automáticos. Las camas plegables automáticas tienden a ser mucho más cómodas y prácticas, porque no necesitan un mayor esfuerzo para plegarlas o desplegarlas. Este tipo de modelos son algo más caros, pero resultan más cómodos. Aunque hay varias opciones, debes optar por la que más se ajuste a tus necesidades.

Como ves, en lo referente a los sistemas de apertura, sin duda, debes apostar por modelos con bombonas de gas comprimido, ya que los modelos de bisagras pueden terminar por complicar la apertura y el cierre. Es fundamental que la apertura sea fluida y que resista bien el paso del tiempo y del uso.

En definitiva, la elección de una cama supletoria plegable encaja a la perfección en el nuevo esquema de hogar multifuncional, porque se integra con el diseño que elijamos en cada momento. De ahí que sus acabados sean neutros, poco ornamentados y fácilmente “customizables”. Constituyen una solución capaz de transformar una vivienda sin esfuerzo, de manera que el uso de las habitaciones va cambiando a lo largo del día para adaptarse a nuestras necesidades.