Las Mejores Plantas de Interior para Renegados de la Jardinería

Si crees que la jardinería no es lo tuyo porque tus plantas nunca sobreviven, échale un vistazo a este artículo: hemos investigado cuáles son las plantas más resistentes. Decora tu casa con un poco de alegría verde.

Las Mejores Plantas de Interior para Renegados de la Jardinería

Si te acabas de mudar o estás pensando en redecorar tu hogar, puede que hayas pensado en darle un toque final y hacerte con algunas plantas de interior. Una planta puede convertir el espacio más impersonal en un lugar acogedor y colorido

Sin embargo, no todo el mundo tiene la habilidad de mantener a sus hijas adoptivas de color verde en buen estado. Si te consideras un renegado de la jardinería, este artículo es para ti. Hemos seleccionado algunas elegantes plantas de interior que requieren bajo mantenimiento y sobrevivirán a manos de cualquier jardinero inexperto. Además, la mayoría de ellas costan de media menos de 4€, así que tampoco tendrás que hacer una gran inversión económica.

El Potos es una planta extremadamente resistente, tanto que también se la conoce como "hiedra del Diablo". No necesita demasiada agua y tampoco demasiada luz del sol: la cuelgues donde la cuelgues, es muy probable que sobreviva y sus hojas en forma de corazón alegrarán cualquier habitación. Dado que se puede colgar, es una planta ideal para quienes tienen gatos, no solo para evitar que la destruyan, sino para que los gatos no se intoxiquen, pues esta planta, como muchas otras plantas de hogar, es venenosa para nuestros amigos felinos.

La planta de Jade es una de las más populares entre los fans de las suculentas y los jardineros novatos. Esta pequeña planta de hoja perenne (es decir, que mantiene su follaje a lo largo del todo el año) se considera, además, el símbolo de la prosperidad y la suerte. Como todas las suculentas, el jade se las arregla bien con poca agua, pero necesita bastante luz solar. Si en tu casa no hay mucha luz natural también puedes plantearte comprar una lámpara de crecimiento para que tus plantas estén un poquito más felices.

La Lengua de Tigre es una planta muy elegante cuyas hojas largas y puntiagudas pueden alcanzar los 50 cm. de altura. Por su forma estilizada es una planta perfecta para decorar interiores modernos. Es una planta muy longeva y aunque le gusta la luz del sol, no necesita recibirla constantemente para sobrevivir, ni tampoco le gusta ser regada con frecuencia. De hecho, un exceso de riego muy probablemente provocará que las raíces de la planta se pudran. Una buena adquisición puede ser una pequeña regadera que te recuerde que no debes regar esta planta demasiado.

La Cinta es, como el Jade, una planta de hoja perenne muy fácil de cuidar. Esta planta no tiene problema con la falta de luz natural, de hecho, agradece no estar expuesta al sol porque sus hojas se pueden quemar. Esto último es fácilmente reconocible: si las hojas toman un color amarillento, entonces sabrás que la planta está recibiendo demasiada luz solar y que tienes que ponerla en algún lugar con sombra o semisombra. Aunque las plantas no puedan hablar, a veces son capaces de comunicarnos lo que quieren. Es una planta tan fuerte que puede aguantar temperaturas bajo cero (hasta -2ºC), así como altas temperaturas. Si quieres cuidarla de manera óptima, puedes pulverizar sus hojas con agua de vez en cuando y verás qué bonita se pone.

La Aloe Vera es una planta de la familia de las suculentas, como la Planta del Jade, lo que significa que solo tienes que regarla cuando la tierra esté completamente seca, pues la planta almacena agua en sus carnosas hojas. La Aloe Vera es conocida mundialmente por sus propiedades medicinales. Si partes una hoja de Aloe Vera por la mitad verás cómo una especie de gel sale de ella. Este gel tiene diversas aplicaciones dermatológicas. Personalmente, os la recomendamos para quemaduras (por supuesto, no de primer ni de segundo grado), pues alivia el dolor y ayuda a la recuperación de la piel.

La Lavanda, una planta de la que existen más de 60 tipos, es simplemente demasiado versátil y estéticamente agradable como para excluirla de nuestra lista. Sus florecitas violetas y su suave aroma hacen de esta planta una adquisición perfecta para el dormitorio o el salón. Además, sus flores pueden ser usadas para muchos proyectos DIY (do it yourself), incluso para aromaterapia en incluso para cocinar. Como todas las plantas de este artículo, no necesita demasiados cuidados. En la naturaleza, la lavanda es capaz de crecer entre las rocas, así que como te puedes imaginar, es una planta muy fuerte a pesar de su aspecto delicado. 

La hiedra es un tipo de planta de interior (y de exterior) muy conocida que sin duda añade un toque de encanto a cualquier hogar. Dado que es una planta trepadora, a la hiedra le gusta tener alguna superficie a la que agarrarse. Si la cultivas cerca de alguna estructura de madera o de metal, como una celosía, crecerá trepando por la misma. También puedes colgarla, como el Potos. En ese caso, te recomendamos alguna de estas bonitas macetas colgantes con soporte de macramé.

Ficus Microcarpa Compacta

Ficus Microcarpa Compacta

Ver oferta

Si te decantas por el Ficus Microcarpa Compacta, también llamado Bonsai de Ficus, tienes que saber que esta planta necesita un poco más de atención que las anteriores, aunque sus requisitos de mantenimiento siguen siendo muy pocos en comparación con otros árboles tipo bonsai. El Bonsai de Ficus necesita mucha luz del sol, temperaturas superiores a 15ºC y tener la tierra siempre húmeda, pero eso es todo lo que tienes que hacer para mantenerlo con vida. Si además de eso quieres que sus ramas adquieran formas especiales, aprende a podarlo. ¡Es todo un arte!

Ah, ¡el clásico cactus! Una de las plantas favoritas de aquellos que se inician en el mundo de la horticultura y que apuestan por una de las plantas más fuertes y más difíciles de matar. Los cactus son muy fáciles de adquirir. Normalmente los puedes encontrar no solo en viveros, sino también en tiendas de decoración. A pesar de su naturaleza hostil, los cactus pueden tener hermosas y coloridas flores, como estos que te mostramos. También puedes pedir un kit de cultivo de cactus y recibirlo en tu casa. ¡Solo hay que añadir agua!

Si estás buscando algo único y diferente que le de un toque llamativo a cualquier habitación, la Tillandsia, también llamada Clavel del Aire, es lo que estás buscando. La Tillandsia solo espera de ti cuidados mínimos: riego regular, para que la tierra esté húmeda, pero no encharcada y una ubicación estable. En general, una planta solo debería cambiarse de habitación si vemos que le cuesta crecer o que se está marchitando. Esta es una señal de que algo no está bien, normalmente se trata de la temperatura de la habitación o de la cantidad de luz que la planta recibe.