Las Mejores Sopas y Cremas para Días Fríos

Te ayuda a entrar en calor en invierno y te hace sentir en casa. Se prepara rápidamente y hay tantas recetas como días. Para preparar una sopa perfecta solo necesitas dos cosas: buenas recetas y buenos electrodomésticos. Tenemos ambos para ti.

Las Mejores Sopas y Cremas para Días Fríos

No es casualidad que uno de los platos más extendidos en el mundo, con cientos de formas y recetas, sea la sopa. No hay comida más variada. Es fácil de preparar, nutritiva y te deja satisfecho. Una buena sopa cuenta con valiosos ingredientes como proteínas, grasas, carbohidratos, vitaminas y minerales. En definitiva, una sopa es perfecta cuando es un placer culinario y saludable al mismo tiempo.

Posibilidades sin fin

El valor nutricional de una sopa, al igual que su sabor, está determinado por sus ingredientes. Ingredientes como lentejas, guisantes, habas o carne hacen que las sopas sean más ricas en proteínas, mientras que las patatas, los fideos y el arroz aumentan el contenido de carbohidratos. Una buena sopa llena de nutrientes, como las nuestras, restaurará rápidamente la energía de cualquier persona que necesite una recarga. Ya sea una crema de calabaza, una sopa de tomate mediterránea o una sopa de lentejas al estilo oriental, es necesario batirlas para darles una consistencia homogénea. La mejor herramienta para esto es una batidora de mano. Son prácticas, versátiles y pueden utilizarse incluso en las cocinas más pequeñas.

Batir sin Salpicaduras

Mano sosteniendo una batidora inserta en la tapa para salpicaduras de Kuhn Rikon

El mayor problema a la hora de batir nuestra sopa, si no tienes cuidado o no tienes mucha experiencia usando batidoras de mano, son las salpicaduras. En este caso, te dará más trabajo limpiar la cocina después de preparar tu sopa, que cocinar. Puedes evitarlo de las siguientes formas: 

  • Utiliza un recipiente suficientemente hondo.
  • Si bates tu sopa en un caldero, asegúrate de que el mismo está suficientemente lleno para que la batidora de mano esté totalmente sumergida.
  • Si quieres preparar una cantidad menor de sopa y el caldero no puede estar tan lleno (o si quieres usar un cuenco para preparar repostería), puedes usar una tapa para salpicaduras, como por ejemplo esta tapa para salpicaduras de Kuhn Rikon.

La Seguridad es lo Primero

En principio es muy fácil usar una batidora de mano. Sin embargo, en algunos casos hay que tener cuidado:

  • No todas las batidoras de mano son adecuadas para introducirse en líquidos muy calientes. Esto puede producir un sobrecalentamiento del motor, que hará que la batidora se averíe. Es mejor dejar enfriar la sopa durante unos 10 minutos, luego triturarla y finalmente calentarla de nuevo. 

  • Asegúrate siempre de que el cable de la batidora no entre en contacto con una placa de cocción o con la olla caliente, ya que el revestimiento del cable podría derretirse y provocar un cortocircuito.

  • Nunca pases los dedos por las cuchillas, ya que son extremadamente afiladas.

  • Si notas que la batidora de mano tiene dificultades para hacer puré porque la comida no está suficientemente blanda, es mejor parar, ya que de lo contrario el motor podría calentarse y provocar una avería.

Consejos para Batir más Fácilmente

La mayor parte del trabajo lo realiza la batidora de mano, pero tú también puedes prestar atención a ciertos aspectos para que todo sea más fácil y el resultado sea mejor:

  • Nunca apoyes la batidora de mano completamente en el fondo de la olla, ya que no succionará debidamente y no podrá batir todo de manera homogénea. 

  • Si bates una pequeña cantidad, es mejor que uses un vaso especial para la batidora de mano de pequeño diámetro. 

  • Cuando estés usando la batidora, muévela ligeramente hacia arriba y hacia abajo para que todo se mezcle de manera homogénea. 

  • Si bates la sopa directamente en el caldero, haz movimientos circulares y mantén el cabezal siempre sumergido en el líquido.


Limpieza Rápida y sin Complicaciones

Cepillo de silicona de MRQ en blanco y verde fluorescente

Limpiar una batidora de mano puede ser bastante trabajoso, especialmente si se acumulan restos bajo las cuchillas, pues no se pueden limpiar con una esponja de cocina. También puede dar mucho trabajo limpiar las salpicaduras en la placa o las paredes después de cocinar. Sin embargo, hay algunos trucos para hacer la limpieza más sencilla: 

  • Limpieza rápida: Enjuaga tu batidora con agua caliente directamente después de su uso (solo la parte de las cuchillas, la parte superior no debe sumergirse jamás en agua) y límpiala con un cepillo y un poco de detergente. 

  • Lavado en lavavajillas: la parte de las cuchillas de las batidoras de mano puede separarse, normalmente, del mango, y lavarse en el lavavajillas. Lo mejor es comprobarlo en el embalaje o en las instrucciones de uso.

  • Alternativa: llena un pequeño recipiente con agua caliente y detergente, o si las cuchillas están muy sucias, con un poco de vinagre, y sumérgelas en él. Enciende la batidora con la menor velocidad y déjala funcionar por unos minutos. Et voilà, cuchillas limpias sin el menor esfuerzo. 

  • Cepillos de limpieza: los cepillos de limpieza adicionales hacen que la limpieza de la batidora de mano sea mucho más fácil, pues pueden acceder a lugares a los que una esponja tradicional no llega. A veces vienen incluidos con la batidora, pero también puede comprarse por separado, como el cepillo de silicona de MRQ o este set compuesto por varios elementos de Paulis Kitchen.

Ahora pasamos a las recomendaciones: aquí te presentamos las mejores batidoras de mano con las que puedes preparar tus sopas y cremas. 

Buena y Barata: Batidora Siemens MQ5B150N

Buena y Barata: Batidora Siemens MQ5B150N

Ver oferta

Bate sin esfuerzo con un peso realmente ligero

Esta batidora de mano ofrece comodidad por poco dinero y es el modelo perfecto para principiantes. Aunque funciona con un botón sin regulación de potencia, bate verduras cocidas o fruta (para un smoothie, por ejemplo) realmente bien. A hacerlo todo más fácil también contribuye la parte de las cuchillas, que es desmontable y facilita su limpieza. Además, viene con un vaso medidor de 800 ml. de capacidad, con el que te aseguras de reducir la cantidad de salpicaduras al batir.

Fácil de Usar y Resistente: Bosch ErgoMixx MSM66110

Fácil de Usar y Resistente: Bosch ErgoMixx MSM66110

Ver oferta

Resistencia y potencia sin florituras

600 vatios y una cuchilla de cuatro hojas garantizan unos resultados realmente buenos. El mango antideslizante se adapta perfectamente a la mano y con solo un botón puedes regular los dos niveles de velocidad integrados, al que se añade un botón "turbo". Al terminar de batir, puedes desacoplar el pie de la batidora, que es de acero inoxidable, con un solo clic y meterlo en el lavavajillas. 


Rendimiento de Alta Calidad: Batidora M160 Silverline de ESGE

Rendimiento de Alta Calidad: Batidora M160 Silverline de ESGE

Ver oferta

La Batidora de Mano Clásica


A pesar de su grueso mango, que oculta un excepcional motor de altas prestaciones, este modelo se adapta perfectamente a la mano gracias a su forma ergonómica. Su avanzado mecanismo puede, con solo 160 vatios, hacer puré sin esfuerzo de alimentos tanto blandos como sólidos, como nueces, congelados o carne. Sus dos niveles de velocidad pueden seleccionarse fácilmente gracias a sus botones con tecnología soft touch. Viene con diversos accesorios, como una cuchilla multiusos, un vaso de medidas y un soporte para la pared que te ayuda a ahorrar espacio en la cocina. 

Sin Cables: Bosch MSM6S50B ErgoMixx Style

Sin Cables: Bosch MSM6S50B ErgoMixx Style

Ver oferta

Sin caos de cables en la cocina

Con esta batidora de mano de 12 velocidades puedes hacer sopa, puré y cremas, preparar comida para bebés, salsas y postres cremosos. También puedes montar nata o claras de huevo gracias al accesorio de batidora de varillas que viene incluido con este modelo. Otros accesorios disponibles son un vaso medidor y un vaso de mezclas. 


Todo en Uno: Braun MQ 785

Todo en Uno: Braun MQ 785

Ver oferta

Potente y Multiusos

Todo es posible con este modelo de Braun y su amplísima gama de accesorios: triturar carne, nueces o queso duro; amasar; rallar chocolate o cortar vegetales en trozos pequeños. Y la buena noticia es que todos los accesorios son fáciles de limpiar, porque son aptos para el lavavajillas. Los accesorios pueden intercambiarse rápidamente con un sencillo clic y los botones reaccionan a la fuerza individual de pulsación gracias a la tecnología Smart Speed. Cuanto mayor sea la presión sobre el botón, mayor será la intensidad con la que funcione del dispositivo. Especias frescas, batidos, sopas y similares pueden triturarse, mezclarse o convertirse en puré fácilmente. 

Multifuncional y Colorida: Russell Hobbs 24700-56

Multifuncional y Colorida: Russell Hobbs 24700-56

Ver oferta

Eficiente, rápida y sencilla de usar

En rojo brillante, esta versátil batidora de mano será la reina de tu cocina. Versátil porque viene con una amplia gama de accesorios, como una mini trituradora para especias frescas, nueces y cebollas con pie antideslizante, una batidora de varillas de acero inoxidable para batir claras de huevo y nata y un recipiente de mezcla de 700 ml. Un total de 500 vatios en dos niveles de velocidad aseguran que la fruta, las verduras y similares estén perfectamente batidas en un abrir y cerrar de ojos.

Nuestras Recetas Favoritas: Deliciosas hasta la Última Cucharada

Crema de calabaza presentada dentro de una calabaza vaciada y decorada con semillas de calabaza

Crema de Calabaza

Ingredientes para 4 personas

  • Una calabaza Hokkaido de unos 1,5 kg.
  • 2 cebollas chalotas
  • 1 pequeño trozo de jengibre (del tamaño de una nuez)
  • ½ naranja
  • 4 cucharadas soperas de nata líquida para cocinar
  • 20 g. de mantequilla
  • 1 l. de caldo de verduras
  • Sal, pimienta y nuez moscada
  • Semillas de calabaza
  • Aceite de oliva
  • Perejil fresco (para decorar)

Así se prepara:

1. Corta la parte superior de la calabaza, de modo que puedas abrirla como si fuera una tapa. Extrae el contenido de la calabaza con una cuchara. Separa las semillas y la fibra de la parte comestible y corta la misma en pequeños trozos. 

2. Corta finamente las chalotas y dóralas en la sartén con la mantequilla junto con el jengibre cortado en pequeños trozos. Añade los trozos de calabaza y mezcla bien los ingredientes. Tras unos 5 minutos, añade el zumo de media naranja, el litro de caldo de verdura y las especias (sal, pimienta y nuez moscada) al gusto. 

3. Dejar hervir durante 30 minutos. Pasado este tiempo, batir hasta que nuestra crema quede homogénea.

4. Añade las cucharadas de nata líquida para cocinar y vuelve a batir todo hasta que obtengas un color homogéneo. Vierte la sopa en tu calabaza previamente vaciada y decórala con semillas de calabaza, un chorrito de aceite y perejil picado.

Sopa de Lentejas Oriental

Cuenco con sopa de lentejas oriental adornada con ramitas de menta

Ingredientes para 4 personas

  • 200 gr. de lentejas rojas
  • 2 Zanahorias
  • 2 Ramas de apio
  • 2 Cebollas pequeñas
  • 2 Dientes de ajo
  • 1 Cucharada sopera de aceite de girasol
  • 2 Cucharadas soperas de zumo de limón
  • 2 Cucharaditas de pimentón dulce
  • 1 Cucharada sopera de Ras el-Hanout (mezcla de especias del norte de África)
  • Sal y pimienta
  • 150 - 200 gr. de Yogur
  • ½ Cucharadita de cáscara de limón rallada
  • 2 Cucharaditas de comino
  • 2 Ramitas de menta fresca

Así se prepara:

1. Corta las zanahorias y el apio en trozos grandes, las cebollas y los dientes de ajo en trozos más pequeños. Añade el aceite en un caldero grande y a continuación los ingredientes troceados. Cocina los ingredientes a fuego bajo durante 10 minutos. 

2. Añade las lentejas, el pimentón y las especias Ras el-Hanout. Tapa el caldero y deja cocer los ingredientes a fuego bajo durante 2-3 minutos.

3. Añade 1 l. de agua y después de que haya entrado en ebullición, deja cocer durante unos 10 minutos. Comprueba que las lentejas no estén al dente, sino bien cocidas. Bate los ingredientes con tu batidora de mano (no olvides dejar enfriar la sopa antes si tu batidora no es apta para ello) y cuando hayas obtenido una mezcla homogénea, añade sal y pimienta al gusto. 

4. En un recipiente aparte mezcla el yogur, la cáscara rallada de limón y el comino con una cuchara. Sirve la sopa y añade unas 4-5 cucharaditas de esta mezcla a la sopa. Para terminar, decora con las hojas de menta.

Sopa de Tomate Mediterránea

Sopa de Tomate en un plato hondo decorada con albahaca y romero

Ingredientes para 4 Personas

  • 1,5 kg. de tomates
  • 1-2 cucharadas soperas de tomillo (a ser posible, fresco)
  • 1 Cucharadita de romero (fresco, si es posible)
  • 4 Cucharadas soperas de aceite de oliva
  • Una pizca de azúcar
  • 1 Cebolla pequeña
  • 4 Dientes de ajo
  • 3 Cucharadas soperas de vinagre balsámico
  • Unas hojas de albahaca
  • Sal y pimienta

Así se prepara:

1.  Lava los tomates y córtalos por la mitad. Si quieres, puedes separar la simiente. En un caldero añade el aceite, el azúcar (una cucharada sopera) y la mitad de los tomates. 

2. Pela y pica finamente el ajo y la cebolla, y añádelos al caldero con el romero y el tomillo. Cocina los ingredientes a fuego bajo y con tapa durante unos 5 minutos. Añade el resto de los tomates y deja la mezcla de ingredientes cocer a fuego lento durante 2 minutos más. Añade medio litro de agua y cocina durante 15 minutos a fuego medio. 

3. Pasado este tiempo, bate los ingredientes hasta que obtengas una mezcla homogénea. Añade sal y pimienta al gusto. Sirve la sopa y decora con un chorrito de aceite balsámico y las hojas de albahaca. 


Consejo: como acompañamiento puedes preparar pan de ajo y romero. Solo tienes que cortar un pan en rodajas, rociarlo con aceite de oliva, añadir ajo cortado muy finamente y unas ramitas de romero. Dóralo en el horno durante unos 8-10 minutos a 200 grados, ¡y listo!

A la sopa se le llamaba antiguamente "restaurante". ¿Lo sabías?

La palabra "restaurante" viene del francés restaurant, que significa, literalmente, "que restaura". En el siglo XVI se utilizaba la palabra restaurant para referirse a todo lo que fuera comida reconstituyente y en el siglo XVII más específicamente para un tipo de caldo hecho con carne. A partir del siglo XVIII empezó a nombrarse a los lugares donde se vendía este caldo igual que al caldo, es decir, restaurant. Cuando los restaurants empezaron a ofrecer otros tipos de comida, no solo este caldo, se convirtieron en lo que hoy conocemos como "restaurantes", (¡nuestro lugar de encuentro favorito!).